Ainhoa Expósito Domínguez


Ainhoa Expósito Domínguez


Cuando comencé el curso lo hice muy contenta e ilusionada y aunque no conocía a nadie, me lo pusieron muy fácil para integrarme. No voy a mentir, cuando vi irse a mi madre el primer día, lloré mucho.

Mi primera profesora fue la señorita Carmen que hoy en día es la secretaria del cole. Ella se portó muy bien conmigo y me enseñó muchas cosas.




MI PASO POR EL COLEGIO


Comencé en el CEIP Francisca Santos Melián hace seis años, en Primero. Han sido unos años muy bonitos, los mejores... diría yo.

Cuando comencé el curso lo hice muy contenta e ilusionada y aunque no conocía a nadie, me lo pusieron muy fácil para integrarme. No voy a mentir, cuando vi irse a mi madre el primer día, lloré mucho. Mi primera profesora fue la señorita Carmen que hoy en día es la secretaria del cole. Ella se portó muy bien conmigo y me enseñó muchas cosas.

En esos primeros días me acuerdo que mis compañeros me involucraban en sus juegos, me invitaron a mi primer cumpleaños en el cole y también me ayudaron mucho (incluso un día que vomité). En esa ocasión, me acompañaron, se preocuparon y no se separaron de mí. Estaba muy contenta de que fueran así conmigo.

En Segundo me tocó de nuevo con Carmen como tutora. Ese año lo recuerdo de una manera triste por dos compañeros que se fueron del colegio.

Ya en Tercero hubo cambio de tutora, fue Tema. Ella ha sido una de las profesoras que más me ha gustado y de la que guardo muy buenos recuerdos. Fue muy paciente conmigo y eso que yo no se lo ponía fácil. En ese curso nos inventamos un juego con iniciales y fantaseábamos muchísimo. Tema nos dio clase hasta Quinto y luego se fue del colegio. De ese momento también tengo uno de los recuerdos más tristes, mi mejor amiga, Nora, se trasladó de ciudad y cambiaron muchas cosas.

Hemos hecho infinidad de excursiones en todos estos años, todas muy divertidas y diferentes. He tenido muchos profesores y profesoras y de todos he aprendido. Este año, en Sexto, hemos realizado muchas cosas: excursiones, trabajos, participaciones con otros cursos y por supuesto: nuestro viaje de fin de curso. Mi paso por el colegio lo recordaré siempre, a mis compañeros, a mis profesores, a las auxiliares, a todos y a todas: ¡gracias por ayudarme!

De mayor quiero ser profesora de Infantil y que mis alumnos me recuerden por ser la mejor profesora del mundo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario