Ismael de Armas García

Ismael de Armas García


Durante estos nueve años lo he pasado muy bien en el cole, aunque con algunos obstáculos. Los cursos en los que más he disfrutado han sido durante los tres años de Infantil, ya que no tenía que estudiar y el recreo era más largo.

Recuerdo que cuando algún compañero o compañera no se comportaba correctamente, la profesora nos mandaba a buscarlo y nosotros le decíamos que le iban a dar un caramelo, con el propósito de que obedeciera.




MI PASO POR EL COLEGIO


Durante estos nueve años lo he pasado muy bien en el cole, aunque con algunos obstáculos. Los cursos en los que más he disfrutado han sido durante los tres años de Infantil, ya que no tenía que estudiar y el recreo era más largo. Recuerdo que cuando algún compañero o compañera no se comportaba correctamente, la profesora nos mandaba a buscarlo y nosotros le decíamos que le iban a dar un caramelo, con el propósito de que obedeciera.

Llegué a Primaria... Durante el primer ciclo (1º y 2º), tuvimos como tutora a Carmen. Lo más significativo de estos años es que Keila y yo nos peleábamos porque queríamos ser los primeros en terminar el “libro gordo”, pero ahora que lo pienso… ¡Era una tontería! También viene a mi memoria que Carmen nos cronometraba a ver quién era el que más palabras leía en un minuto.

¡Madre mía! Me acuerdo de un compañero que ya no nos acompaña en este cole: Agustín. Él era uno de mis mejores amigos, pero a muchos de mis compañeros no le caía muy bien porque hacía muchas travesuras. Lo pasaba genial cuando jugaba con Fabio, Guillermo, Óliver, Daniel, Yaveth, Agustín e Ibrahim a la “Pipafoa”.

Tercer curso. Empezábamos un ciclo nuevo. ¡Qué miedo!, aunque nos habituamos enseguida, ya que nuestra maestra era Tema, para mí, la mejor. Nos explicó las tablas de multiplicar y cuando nos las preguntaba, si nos la sabíamos, nos daba una cajita de "Smarties", ¡uummm, qué rico! Eso nos motivaba muchísimo.

Pasamos a Quinto, quedaban los dos últimos años, los más importantes, así que puse los codos y terminé el curso muy bien. Recuerdo que nunca jugábamos con los de Sexto, así que jugaba al escondite, al “pilla pilla”... Y seguimos acompañados de "súper-Tema".

Por fin, el último curso, Sexto, que nos acompañó la “teacher”, Ana María y Daniel como profe de Matemáticas.

Bueno, en fin…, por último, quisiera contar que ha dejado una huellita en mí un querido profe: Fran, pues me ha transmitido la curiosidad y el entusiasmo de conocer y descubrir el mundo de la Ciencia. Creo que en un futuro me dedicaré o bien a la Bilogía Marina o bien a la Gastronomía.









No hay comentarios:

Publicar un comentario